Vacío

Total: 0,00 €

Libros / Historia empresarial

Sin votos (todavía)
ISBN: 9788483560426
PÁGINAS: 320
EDICIÓN:
PUBLICACIÓN: Marzo 2011

Ildefonso Fierro

La aventura de un emprendedor

Ildefonso Fierro Ordoñez (Lugueros, León 1882 - Madrid 1961) es uno de los empresarios  destacados en la España del siglo XX. Su nombre se ha asociado tradicionalmente a dos  tópicos. Por un lado se le ha considerado un “empresario de Franco”, entendiendo que lo  fueron quienes lograron la creación de su fortuna gracias a la dictadura. Por otro, se ha vinculado su nombre casi exclusivamente al negocio de los fósforos. Este libro, resultado de cuatro años de investigación, desmonta ambos lugares comunes, uno por falso y otro por inexacto. Ildefonso Fierro creó un importante grupo de empresas mucho antes de que Franco se hiciera con el poder en España. Los negocios de Fierro fueron, además, un ejemplo notable de diversificación: desde la banca a los más variados sectores industriales sin olvidar las finanzas, la minería, el transporte marítimo o la exploración y refino de petróleo. Este crecimiento no se produjo, sin embargo, de forma errática, sino como resultado de un esfuerzo de integración vertical, en muchos casos, y de crecimiento horizontal bien orientado en otros. La expansión del Grupo Fierro tuvo, también, una dimensión internacional que resulta realmente sorprendente por el momento en el que se produjo: el empresario leonés logró un grado notable de internacionalización en los decenios de 1940 y 1950, en una España recién salida de la guerra civil y condenada posteriormente al ostracismo por su actuación en la II Guerra Mundial. El libro recorre la apasionante vida de Ildefonso Fierro. Nacido en una pequeña aldea de la montaña leonesa en el seno de una sencilla familia de comerciantes, el empresario leonés no tuvo oportunidades de cursar más estudios que los elementales a los que se añadió una mínima formación mercantil. A los dieciocho años se incorporó a trabajar en el negocio de compra-venta de pescado y conservas de su padre, situado primero en Muros de Nalón y, más tarde, en Soto del Barco y San Esteban de Pravia (Asturias). La Primera Guerra Mundial le otorgó una posibilidad única de iniciar su fulgurante carrera empresarial a través del transporte y venta de carbones. En los años veinte se trasladó a Madrid y dirigió desde la capital la diversificación de sus actividades: minería, fósforos, construcción, transporte marítimo y finanzas fueron los negocios en los que se asentó firmemente antes de 1936. Tras la guerra civil el Grupo Fierro consolidó su actividad anterior y la amplió, incorporando sectores como la fabricación de automóviles, electrodomésticos y calderas, la explotación de minas de wolframio o el refino de petróleo. Ildefonso Fierro creó su propio banco en 1946, el Banco Ibérico, que se contó entre las entidades financieras españolas más importantes de su tiempo. La expansión del Grupo Fierro fuera de España completó una exitosa trayectoria empresarial, no exenta de dificultades, cuya lectura resulta un grato paseo por la España del siglo pasado

Compartir