Vacío

Total: 0,00 €

Noticias



Concluye una FILBo de récord con mayor presencia de LID Business Media

16/05/2019

Más de 605.000 visitantes han acudido a la edición de la feria del libro en la que los autores de LID han sido más protagonistas


Compartir

[Bogotá, 6 de mayo de 2019] La 32º edición de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo) ha concluido con su récord de visitantes (605.000, unos 30.000 más que en 2018), y un aumento del 10% en las ventas de libros en el año en el que el país invitado era precisamente Colombia, en homenaje al 200º aniversario de su fundación como nación, según datos de los organizadores.

Ha sido también la edición en la que más protagonismo han tenido los autores y las novedades de LID Business Media. Por un lado, con la presentación de la colección de libros de transformación digital –que incluye los títulos Realidad virtual, Digital Vortex, Qué haremos cuando las máquinas lo hagan todo, Internet of Things y Smart Cities– y, por otro, con las conferencias de varios autores.

La primera de las conferencias fue la impartida por Pilar Ibáñez, autora del libro La práctica de la felicidad, en la que explicó “Cómo ser feliz y no morir en el intento” a través de los cuatro grandes ladrones de la felicidad. Mediante historias reales presentó las herramientas que considera idóneas para lograr un verdadero estado de bienestar.

Según la autora, hay que ser maestros de los miedos, perseguirlos para que no sean ellos los que nos persiguen. Evitar a los stoppers, los que nos dicen que nuestros proyectos no funcionarán. Salir de una vida de piloto automático y dejar de ver todo imposible; creer siempre y sentirlo desde el fondo del corazón. “Una persona no es feliz si no es agradecida, la gratitud cambia todo a nuestro alrededor”, dijo, antes de preguntarse: “¿La vida es dura? Sí, pero debe ser dura en Diversión, Unidad, Resiliencia y Actitud para irradiar el amor”.  

Su testigo lo tomó Fabián Ruiz, autor de Tu marca personal en acción, quien en su conferencia explicó que en este mundo cada vez más competitivo las personas se están enfrentando a dos alternativas: o se diferencian o se extinguen. Sobre esta base, la construcción de su marca personal de manera consistente se puede convertir en el “valor” que puede entregar realmente.

Fabián Ruiz enfatizó en que la marca personal no es autopromoción sino la construcción de un concepto propio a través del autoconocimiento y el uso de diferentes herramientas que nos permiten trabajar en un plan personal de manera estratégica y consistente.

Entre las muchas enseñanzas que dejó, destacan estas: “El mercado del talento ha cambiado y las tendencias para poder mantenerse vigente en él también lo han hecho; si no trabajamos en nuestra propia marca, alguien más lo hará y nos llevaremos algunas sorpresas”; “Los directivos tienen una marca que impregna a su organización y a sus clientes, por lo que deben ser muy cuidadosos en lo que trasmiten”; y, por último, “el networking no se activa cuando buscamos trabajo o cuando vendemos un producto, debe ser parte de nuestros objetivos mantener una audiencia vigente que sea la base del crecimiento de nuestra propia marca”.

Blanca Mery Sánchez fue quien cerró el ciclo de conferencias de autores de LID en la FILBo. En su charla abordó las claves para ser más productivos en el día a día logrando a la vez mayor bienestar, tema central de su libro Cerebro productivo.

Además de explicar los secretos de la construcción de hábitos positivos y desmitificar algunos tópicos falsos sobre el funcionamiento del cerebro, ofreció algunos datos significativos: el 48% del tiempo pensamos en algo distinto a lo que hacemos, perdemos un 40% de nuestra productividad por culpa de la multitarea, iniciamos una nueva tarea cada 11 minutos y solo concluimos el 57% de estas.

Finalmente, y dado que “la consciencia es la clave de la productividad”, ofreció las 5 claves para tener un cerebro productivo:

  1. Mejorar todos los días en algo hace que el cerebro funcione mejor y esté focalizado. Nos sugiere acciones como: cambiar algo en nuestra alimentación, hacer ejercicio en un día altamente estratégico y practicar la gimnasia cerebral, por ejemplo dibujar mándalas con la mano no dominante.
  2. Define metas de 365 días y comienza hoy trabajarlas un día a la vez nos ayuda a no procrastinar.
  3. Haz tu lista de éxitos desde el día anterior –no de tareas– que nos lleve a cumplir los logros del siguiente día. Su sugerencia es anotar como máximo tres acciones estratégicas para el día siguiente (y si es una sola, no ocurre nada).
  4. Iniciar la jornada con una actividad motivante nos hará sentir ganadores; para lograrlo nos sugiere dejar planeadas tareas del siguiente día y empezar con aquella que suponga un verdadero reto. Concluirla dará motivación para el resto del día.
  5. Al terminar la jornada analizar qué hice bien en el día respondiendo a estas tres preguntas: “¿Qué hice?”, “¿por qué lo hice bien?” y “¿qué habilidades desarrollé?”.