Vacío

Total: 0,00 €

Blog

Superfounders de las grandes unicornio españolas
15 de Diciembre de 2022

Superfounders: ¡Ideas convertidas en realidad!


Compartir

Artículo de Manuel López Torrents, autor de Superfounders de las grandes unicornio españolas

La mayor parte de los milenials hemos crecido con la idea de estudiar mucho y sacar buenas notas, para luego, conseguir un buen trabajo. Este empleo era, evidentemente, por cuenta ajena, que era lo socialmente bien visto. El paradigma consistía en ser un eslabón de una cadena. Por supuesto, lo que interesaba es que esa cadena fuera bien fuerte y bien grande. Eso daba señal de seguridad y, por supuesto, era compatible con ser un directivo muy bien remunerado y con gran calidad de vida.

Por desgracia, en España no ha estado nunca bien visto ser empresario, autónomo y aun menos emprendedor. En este último caso, incluso es algo que emana una imagen negativa: si un joven dice que está inmerso en su start up, gran parte de la sociedad pensará que o su familia tiene dinero y le están pagando el capricho o que no tiene dónde caerse muerto.

Cuando el emprendimiento es lo que ha hecho grande a un país. Lo hizo Henry Ford en EE UU y lo está haciendo este siglo Amancio Ortega. Como he dicho en algunas ocasiones, no hay power point que sostenga el plan de negocio inicial de Inditex. Pero ahí está, convertida en la principal empresa del país.

Pep Gómez era un chaval que, cuando vio que su padre pasaba apuros con su empresa, intentó ayudarle. ¿Cómo? Montando empresas. Con 16 años se había convertido en un pequeño empresario, con alguna triquiñuela por medio para soslayar el hecho de que no era mayor de edad. Ese espíritu emprendedor habría sido mal visto en España, pero no en EE UU, donde se llevaron a Silicon Valley a Pep, donde acabó de forjarse su espíritu empresarial. Desde entonces, Fever o Reby han sido realidades generadas por él.

Iker Marcaide se topó con problemas al pagar su matrícula en el MIT de Massachusetts. ¿Qué hizo, aparte de enfadarse? Encontrar una solución, que terminó en una empresa cotizada en el Nasdaq y con un valor superior a los 3.000 millones de dólares. Es decir, le permitiría ponderar en el selecto índice Ibex.

También cotiza Wallbox, esta vez en el Nyse, donde Enric Asunción y Eduard Castañeda lanzaron su compañía. Asunción estaba tan feliz en Amsterdam, trabajando para Tesla, pero era un cerebrito de las baterías eléctricas, a las que aplicaba una tecnología no vista. Y no se le ocurrió otra cosa que fundar Wallbox, empresa que no sólo está en Wall Street, sino que ya ha fijado sus ojos en ella una de las principales compañías españolas.

Pedro Castillo era un alto cargo de Bankinter, pero le agobiaba en cierta medida lo complicado que es hacer cosas en las grandes organizaciones. Así que ni corto ni perezoso montó su empresa informática Devo, convertida en una de las mejores del mundo en ciberseguridad y clouding.

No me quiero dejar a ninguno de los que aparece en Superfounders de las grandes unicornio españolas. Óscar Pierre, Juan de Antonio o los hermanos Encinar hicieron de sus empresas las marcas del sector. “Vamos a encargar un Glovo para cenar”, “¿pedimos un Cabify?” o “voy a mirar pisos en Idealista” son frases a pie de calle y muestran la potencia de marca generada de la nada por unos emprendedores. 

Otro caso muy bonito es el de Domestika, empresa de formación nacida como comunidad virtual y que en la pandemia ha dado solución a mucha gente que se quedaba en casa y aprovechaba para estudiar.

Jobandtalent, TravelPerk, eDreams o MásMóvil son también ejemplos de liderazgo y éxito burstáil.

El futuro dirá cuáles de ellas se han consolidado como líderes de sus respectivos mercados. Habrá algunas que no, seguramente. En la vida empresarial hay fusiones, adquisiciones o incluso quiebras. Pero estos Superfounders han contribuido en gran medida a hacer avanzar el país.

Puede que hagan subir una marea de manera artificial, pero cuando baja, queda un sustrato que es desarrollo económico. Qué bueno es que emerja gente con ganas de convertir en realidad su idea, sólo por cumplir su sueño, no por obtener un puesto de trabajo bien remunerado. Muchos de ellos, además, consiguen más dinero del que jamás se lograría en un empleo por cuenta ajena.

Ojalá en este país el emprendimiento se contemple sin recelos algún día.

SOBRE EL LIBRO 

 Superfounders de las grandes unicornio españolas habla de las personas que están detrás de estas empresas. Tienen talento, inquietudes intelectuales y ganas de hacer cosas nuevas con valentía, convicción y perseverancia.
Conoce la historia, las particularidades, su filosofía y cómo han conseguido llevar sus compañías a lo más alto de los fundadores de: FEVER, IDEALISTA, MÁSMÓVIL, JOBANDTALENT, CABIFY, EDREAMS ODIGEO, GLOVO, FLYWIRE, DEVO, DOMESTIKA, TRAVELPERK y WALLBOX.